jueves, 17 de diciembre de 2009

GENOCIDIO DE RUANDA


Resumen


En abril de 1994, el avión en que viajaba el presidente -de la etnia- Hutu fue derribado. En unas horas, algunos miembros del gobierno, incluido el primer ministro, organizaron milicias por todo el país para matar sistemáticamente a los tutsis. Se establecieron controles de carretera en los que se mataba a cualquiera que tuviese un documento de identidad que indicara que era tutsi. Los mataban con un disparo, o les daban machetazos hasta la muerte.


Lo ocurrido


Alrededor de 800.000 ruandeses fueron masacrados en tan sólo 100 días durante el genocidio de 1994. Ruanda ha estado siempre dividida entre la etnia Hutu, que conforma el 85% de la población, y la minoría Tutsi, que forma la elite tradicional.


En 1994, el gobierno Hutu estaba desesperadamente tratando de detener el avance de los rebeldes Tutsis. En Kigali la capital Ruandesa, el 7 de abril de 1994 un misil disparado por radicales Hutus derriba el avión presidencial en su retorno de Arusha, en el se encontraban los presidentes de Ruanda (Habyarimana) y Burundi, desde ese momento se desencadena una ola de violencia en la cual los actores del conflicto son las comunidades étnicas (Hutus Y Tutsis), que en una búsqueda por mostrar supremacía sobre la etnia contraria, y por erradicar y “limpiar” el país de una raza no propia ni “digna”, inician sus enfrentamientos.


El gobierno de Habyarimana introdujo nuevamente las tarjetas de identidad étnicas que fueron utilizadas anteriormente en los años 30, esto con el fin de permitirle a los paramilitares elegir e identificar a sus víctimas, los paramilitares Hutus cerraban las fronteras y revisaban a cada persona que pasaba con el fin de eliminar a los Tutsis.


Es importante destacar que a nivel mundial no se hicieron los suficientes esfuerzos para frenar la matanza, también tenemos que reconocer que los medios de comunicación no cumplieron su tarea de responsabilidad social al transmitirle al mundo el horror que se estaba viviendo allí. En este ámbito de medios de comunicación se puede decir que la estación de radio ”Des Mille Collires” tuvo mucha responsabilidad en el genocidio, puesto que a través de esta se difundía propaganda racista en contra de los Tutsi, su lema era “¿Ya mataste a tu Tutsi?”.